13 de noviembre de 2014

Cómo preparar un viaje a la India (II): consejos

Hace algo más de un mes publiqué "Cómo preparar un viaje a la India" y hoy, después de haber estado allí, quiero matizar y añadir algunas cosas:

India Humayun Tomb Delhi



Trenes

Definitivamente, sacar el billete de tren a Agra por internet ha sido un acierto, porque es increíble cómo te puede llegar a confundir la gente en la estación de Nueva Delhi (la historia continuará en el apartado de "timos"). Por otra parte, el Shatbadi que cogimos a Agra está muy pero que muy bien, y te dan gratis desayuno a la ida y cena a la vuelta.

Vuelos internos

Quiero empezar diciendo que los vuelos ida y vuelta a la India fueron con Emirates y es, de largo, la mejor compañía con la que he viajado nunca (pero muuuy de largo). Y ahora, hablando de los vuelos internos, la verdad es que no tuvimos ningún problema, pero son bastante impuntuales y los de Air India, por ejemplo, te cambian el vuelo con unas horas de antelación y te avisan por email tan ricamente. Que menos mal que casi siempre teníamos wifi en algún lado y nos enteramos...

Hoteles

Aunque hablaré de ellos, posiblemente, en otros posts, puedo decir que en todos (sean más o menos buenos) nos han tratado genial, en todos comimos estupendamente y los servicios que contraté de recogida en el aeropuerto, que fueron 3, funcionaron a la perfección.

India Agra Train Station Cantt

Excursiones: 

Contratamos a un conductor para un city tour por Delhi, y esa fue otra de las cosas que no podían haber salido mejor. Además de lo cómodo y práctico que resultó para conocer la ciudad, el conductor, que es un hombre majísimo, nos llevó a su casa a tomar algo y nos presentó a su familia. Ellos nos preguntaban por cosas de España, nosotros por cosas de India, y al final aprendimos más de su cultura que en cualquier otro lugar.

Respecto a la excursión en tren a Agra, solo puedo decir que se nos hizo largísimo estar en esa ciudad desde las 8 de la mañana hasta las 11 de la noche. Quitando el Taj Mahal y el Fuerte no hay mucho más que ver. Además, salir a la calle es bastante agobiante y en la estación de tren hay más ratas que personas. Posiblemente con lo que sé hoy hubiera cogido un tren de vuelta mucho primero, aunque no fuera tan rápido como el Shatdabi.

Timos

Nos disponíamos a entrar sobre las 5:40 de la mañana en la estación de tren de Nueva Delhi cuando nos paró un hombre en la entrada para pedirnos los billetes. Pensamos que trabajaba allí y se los dimos, entonces nos contó una historia ya conocida gracias a internet: nuestro tren estaba cancelado y teníamos que coger otro una hora más tarde. El señor nos dijo que si no lo creíamos fuéramos a preguntar a la oficina del extranjero (en la primera planta), y por si acaso fuimos, pero la oficina no abría hasta las 8, y allí en la puerta se encontraba un cómplice del señor de la entrada que nos contaba la misma historia y quería llevarnos a su agencia de viajes a comprar los billetes para el siguiente tren. Esto no hizo más que confirmar nuestras sospechas y volvimos a la entrada a coger nuestro tren. El primero nos vio e intentó detenernos, pero no le hicimos ni caso y entramos. Y allí estaba, en el andén nº 1, nuestro tren. Es increíble cómo, nada más acercarnos a la estación, vienen a preguntarte y a ayudarte un montón de personas, y no sabes quién te quiere ayudar de verdad y quién te quiere confundir. En Varanasi conocimos a un chico de Mallorca y le habían intentado hacer la misma jugarreta en otra ciudad...

India New Delhi Rail Station

Mis consejos

  • Si tenéis la oportunidad de ir a conocer la estación un día antes, mejor. 
  • Comprad el billete con antelación.
  • Si os quieren llevar a una agencia... mala cosa. 
  • En Delhi hay dos estaciones de tren, aseguraos bien de a cuál tenéis que ir y, a ser posible, de qué andén sale vuestro tren. 
  • IMPORTANTE: Ante la duda preguntad a los de seguridad, que no sé si son policías, militares o qué. Aunque alguno de ellos claramente estaba haciendo la vista gorda con este timador, desde que uno vino a nuestro rescate en un aeropuerto donde un taxista nos intentaba timar, siempre les he preguntado a ellos por todo y me han respondido clara y amablemente.

Gente

Después de contar esto de los timos puede parecer que hay que andar por ahí con todas las alertas encendidas y muerto de miedo, pero no. Dejando de lado a estos señores de la estación, y a algún que otro taxista listillo o vendedor pesado, la gente de la India es de lo mejorcito que me he encontrado nunca. Nunca hemos pasado miedo por la calle ni en ningún sitio (en coche sí, conducen como locos XD). Muchos, desinteresadamente, venían a preguntarnos de dónde éramos y si nos gustaba su país, también los militares. Cuando visitábamos lugares de interés, los turistas indios querían hacerse fotos con nosotros, en una ocasión hasta había una cola de gente para hacerse fotos con nosotros (ojalá pudiera tener todas esas fotos). Muchos nos dicen que este viaje valía la pena solo por ver el Taj Mahal, pero no, este viaje valió la pena por toda la gente india que se molestó en conocernos en la calle o visitando monumentos, por el personal de los hoteles, por los camareros de nuestro restaurante favorito en la playa, por la chica francesa de Delhi o el mallorquín de Varanasi, por nuestro guía por el Ganges, que cantaba el Asturias Patria Querida y por nuestro conductor de Delhi y su familia. Y valió la pena por otra cosa: porque ahora apreciamos más lo que tenemos y nos sentimos muy afortunados.

India Mumbai Getaway


Yonaka Party Actualizado en: 9:00

1 comentario:

  1. Es mi viaje. Tengo que conseguir convencer "ar marío". Me lo apunto todo. Me has puesto los pelos de punta hablando de su gente.
    Un beso, linda!!

    ResponderEliminar