31 de enero de 2014

Bloggertrotters Gijón: Calles con historia

Como cada mes, hoy me toca escribir algo sobre Gijón. Esta vez voy a hablaros de algunas calles y sus historias. 

Lo primero que conocí de Gijón supongo que fue la Carretera Carbonera, sencillamente por que era la que tenía que coger para ir de mi pueblo hasta allí, ahora tenemos una autovía mucho más cómoda. Esta carretera une la zona portuaria con las cuencas mineras, así que durante muchísimos años se encargó de favorecer el transporte de carbón. Es una vía histórica española, se contruyó sobre 1840 y fue un éxito para potenciar la industria del carbón en Asturias. También fue la primera carretera de peaje de España. 

fuesta gijon asturias
Plaza gijonesa


La Calle de los Moros siempre fue popular por sus comercios y por el Cine Roma, donde se proyectaron los clásicos del cine. Solo la Calle Corrida la supera en fama. 

En 1881, las mujeres de los concejos vecinos llegaban cabalgando para comprar pescado del Cantábrico y descansaban, al llegar a Gijón, al comienzo de la calle. Desde allí preguntaban a otras mujeres: "¿Dónde está el cay?" A lo que le contestaban: "Allí, al terminar esta calle toda corrida..." Y al final de esa calle tan larga se encontraban las lanchas con el pescado. Y ese nombre se le quedó a la calle.

paseo maritimo san lorenzo gijon asturias
Paseo marítimo

Este verano, mientras comía precisamente pescado y marisquito rico del Cantábrico con unas amigas en un restaurante frente al puerto (post aquí), le preguntamos al camarero si seguíamos en la 'Cuesta del Cholo' o esa calle ya se llamaba de otra manera. Nos respondió que estábamos en el 'Tránsito de las ballenas', nos quedamos algo extrañadas con el nombre, "Mirad por la ventana" nos dijo, solo se veía una cuesta, el puerto y el mar. "En esta cuesta ponían a las ballenas que cazaban para despiezarlas". Nunca te acostarás sin saber una cosa más: en Gijón era habitual cazar ballenas, ya ves tú... Informándome un poco más en internet descubrí que durante siglos se estuvieron cazando ballenas en Gijón. La última, en 1772. Ahora dicen que de vez en cuando se avista alguna y hace poco un cachalote varó en una ciudad cercana, pero por supuesto, se los respeta al máximo.

Seguro que se me han quedado muchos rincones con historia por contar, pero creo que es suficiente para leer el post sin que os durmáis ;-). ¡Feliz fin de semana!

cuesta cholo gijon asturias sidreria puerto
Cuesta del Cholo


Yonaka Party Actualizado en: 9:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario