31 de octubre de 2013

Bloggertrotters Gijón: Halloween (historias de terror)

¡Cómo me gustan las historias de misterio! Pensé que no iba a encontrar de éstas en Gijón, pero las hay. Después de leer algunos testimonios de apariciones de seres luminosos en una zona rural (historia aquí), el caso de los fantasmas que habitan un cuartel abandonado de la Guardia Civil de Aboño, caso que incluso apareció en un programa de Cuarto Milenio (historia aquí) y las historias de ouija y psicofonías en La Laboral (historia aquí), me quedo con esta leyenda de un supuesto crimen que me ha puesto los pelos de punta. (Fuente: Recuerdo Gijón):

Imagen de la película "Lo que la verdad esconde"




Allá en los años 50, un policía contó una inquietante historia en un café de Gijón:
En la zona del Casablanca (restaurante de la época), un día de verano, un hombre preguntaba entre los transeúntes dónde podría encontrar un albañil. Finalmente localizó a uno en la playa y le ofreció un pequeño trabajo para ese día que estaría muy bien remunerado. El albañil aceptó y subió al coche del hombre, que le pidió que se vendara los ojos para llegar hasta la casa, porque no quería que conociera el camino. El albañil solo pensó que sería un tipo raro y no se preocupó, pero cuando llegaron se encontró con algo más que un agujero en la pared, arena y ladrillos: el hombre apareció con una mujer atada y la metió en el agujero de la pared. Le pidió que cumpliera con el trabajo, que no se metiera en sus asuntos y que, al terminar, le pagaría lo acordado y le llevaría al lugar donde lo recogió.
El albañil terminó el tapiado entre sudores y remordimientos, se bebió un vaso de agua para calmar los nervios y el calor y subió al coche para regresar a la playa. En cuanto se vio libre, acudió a la policía, donde escucharon su espeluznante e inverosímil historia, uno de ellos era el policía del café. Pero la declaración no duró mucho, el albañil comenzó a sentirse mal, a marearse y terminó falleciendo a causa de un veneno que el hombre de la casa le había echado en el agua.
La falta de pruebas y la censura de la época hizo que el caso no se investigara ni saliera de allí. Solo los policías que estuvieron presentes conocieron la historia. 

Imagen de la película "La ventana secreta"

¿Será cierta la leyenda del albañil y la mujer emparedada? ¿Alguna casa de Gijón guardará unos restos humanos entre sus muros? ¿Conocerá alguien ese secreto? Inquietante... ¿eh? Y yo que vosotros no me perdería las historias de mis compañeras bloggertrotters. Ya sabéis, links en el lateral.

¡¡¡FELIZ NOCHE DE HALLOWEEN!!!


Yonaka Party Actualizado en: 9:00

2 comentarios:

  1. ala! q historias! Da que pensar, que susto. Bueno guapa que pases un puente terrorifico! jajaja besitos

    ResponderEliminar
  2. Quien dijo miedo...jejje, un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar