10 de agosto de 2012

Consejos de aeropuerto

Equipaje de mano

1. Si en la maleta facturada me cabe todo bien, mi equipaje de mano es simplemente un bolso normal mediano con las menos cosas posibles. Antes llevaba el portátil, la tablet, el ipod y un montón de trastos, pero ahora que los móviles están tan modernizados y tienen de todo me los he quitado de encima y voy infinitamente más cómoda. 

2. Si no facturamos hay que tener mucho cuidado con lo que llevamos encima. Hay compañías muy estrictas en cuanto al tamaño, peso y al número de bultos. Si solo se puede subir un bulto (como con Ryanair) no puedes llevar NADA más. Antes de partir deberíais visitar la web de la compañía para ver sus normas. También hay que tener en cuenta la política de cualquier aeropuerto de llevar líquidos, objetos puntiagudos, etc. Yo me compré en el primark un kit para champús y cremas por 1,50€ que cumple perfectamente con la normativa de tamaños y transparencia.




Ropa

1. Ni qué decir tiene que hay que ir cómodo. Yo, además, intento ponerme bailarinas o converse para evitar descalzarme, en medida de lo posible, al pasar por el control. También para pasar con mayor rapidez evito llevar cinturones y pulseras que hay que andar quitando y poniendo.

2. Si hay que pasar varias horas en un aeropuerto esperando por otro vuelo, tened en cuenta el aire acondicionado, una chaquetita o pashmina nunca vienen mal aunque vayáis a un sitio caluroso. En los aviones también tienen el aire muy fuerte.


Maleta

1. Lo más complicado a la hora de hacer la maleta es el peso, y puede llegar a ser un problema. Pesadla antes de salir de casa para estar seguros de que no os pasáis del límite.

2. Hace unos días os conté cómo tuneé la maleta. Llevar algo diferente o que sea de un color llamativo siempre facilita su identificación en la cinta transportadora. La mía también lleva una tarjeta con mi nombre y dirección. No os podéis imaginar la cantidad de maletas que hay en objetos perdidos, así aunque se os pierda la maleta o aparezca en la otra esquina del mundo, encontrará el camino de vuelta a casa.


Pequeñas comodidades

1. Este año me he comprado una cartera-portadocumentos que además de ser chulísima me ha resultado muy práctica. En ella me caben perfectamente los billetes (bien originales o bien impresos en folios), seguro de viaje, otros documentos como entradas o mapas, pasaporte, dni, dinero y tarjetas, todo muy ordenado y a mano para sacar lo que necesito con rapidez.

2. También este año me he comprado una almohada hinchable para el cuello (¡por qué no lo habré hecho antes!). No es que solucione las estrecheces de la clase turista, pero se nota a la hora de echar una cabezadita, y deshinchada no ocupa nada.

3. En aviones para viajes largos suele haber una pequeña tele individual con infinidad de películas, series y juegos a elegir, lo cual es de agradecer, pero 12 horas de viaje en clase turista siguen siendo un infierno a pesar de todos esos entretenimientos... Solo hay un modo de que el tiempo pase volando, y nunca mejor dicho: dormir. No suele ser fácil, pero hay que intentarlo.

4. Pasar muchas horas en un aeropuerto tampoco es agradable, cuando ya has comido y visto todas las tiendas no hay mucho más que hacer. Yo intento buscar wifi gratis como una loca. Cuando estás wasapeando y mandando fotos el tiempo pasa volando. A veces no la hay gratis en todo el aeropuerto pero sí en algún bar. También leo a veces algún libro, repaso todas las fotos de las cámaras (y borro las malas), y reservo un dinerillo, aunque solo sean 10 euros, para hacer algunas últimas compras de souvenirs para mi misma. Si sé que voy a comprar algo paso mucho más tiempo mirando, escogiendo... XD.



Yonaka Party Actualizado en: 11:54

1 comentario: