27 de julio de 2012

Viaje a Malasia: Un baño con elefantes

Hoy os cuento mi visita al Santuario de Elefantes en Malasia. Hicimos una excursión en una furgoneta, solo íbamos nosotros 4 y una pareja de australianos. Está a una hora de Kuala Lumpur, en Kuala Gandah, y se trata de una reserva de elefantes huérfanos en una hermosa selva tropical. El Santuario de Elefantes es un programa de conservación de la Malaysian Wildlife Society

No recuerdo con qué compañía hicimos la excursión porque no la llevaba preparada, solo pregunté en la recepción del hotel y ellos se encargaron de llamar a una empresa.

Santuario de elefantes en Malasia. Un baño con elefantes


Qué puedes hacer el el Santuario de Elefantes:

  • Comer algo típico en una chabola rural antes de llegar.
  • Ver un vídeo de cómo son rescatados, muchas veces heridos, y luego puestos en libertad junto a su manada una vez que se han recuperado.
  • Visitar el museo, donde hay esqueletos de elefantes, entre otras cosas.
  • Ver cómo los bañan y miman los cuidadores. Los bañan antes de que la gente se suba en ellos y los alimente.
  • Interactuar con ellos y acariciarles.
  • Darles de comer fruta y cacahuetes. El "pequeñín" de 7 meses, aún toma el biberón.
  • Montar en los más grandes y pasear.
  • Y para mi lo mejor es la parte final: Subirte en uno de los grandes y adentrarte en el río, para después retozar y jugar con los más pequeños en el agua.

Santuario de elefantes en Malasia

Lo divertido es que detrás de estas fotos tan chulas hay una historia muy poco glamurosa: cuando llegó la hora del baño  me dijeron que las chicas no nos podíamos poner en bikini o bañador (es que son musulmanes), así que me tuve que bañar con la ropa puesta y sin mis amigos, que les daba un poco de "cosa" meterse allí. Tampoco llevamos toallas.

Después de un rato retozando con los elefantes y los lugareños en el agua, mi novio empezó a hacerme señas para que saliera, pero no entendía lo que me decía, entonces un chiquillo a mi lado me quiso decir algo, pero en malayo, claro. Hasta que me dí cuenta: el elefante se había cagado y tenía un zurullo gigante flotando casi encima de mí. Salí corriendo de una forma bastante cómica y el chófer, que se estaba muriendo de risa me dice: "Bueno, cámbiate de ropa que tenemos que irnos ya". Pues ya la lié parda. ¿con qué ropa me cambio? ¿y cómo me seco? y encima como los australianos tampoco se bañaron, estaban todos esperando por mí.

Mientras mis amigos me conseguían ropa, me intenté secar con el secador de manos del baño mientras mi amiga me frotaba con papel higiénico por detrás (impresionante escena amenizada además con público de señoras varias). Aparecieron entonces con una camiseta XL de la tienda de souvenirs y un bañador de niño estilo surfero, sí de niño (no había otra cosa), que no me entraba ni por la pierna. Después de un rato de luchar con el bañador, terminó entrando (me quedaba en plan malla ciclista) y subí a la furgo, ante el cachondeo de amigos, conductor y australianos, que no daban crédito. Y ¿podía ir algo peor?... pues sí, como no podía ser de otra manera, al sentarme sonó: ¡RRRRACA! La costura del culo del bañador a tomar por culo....

Así que llegué al hotel vestida de forma ridícula, aún mojada y enseñando las bragas (y ya no os cuento como tenía el pelo). Y esta es mi experiencia bañándome con elefantes (y su mierda) y, a pesar de todo, no la cambio por nada del mundo.

Santuario de elefantes en Malasia

Santuario de elefantes en Malasia. Un baño con elefantes

Santuario de elefantes en Malasia. Un baño con elefantes

Santuario de elefantes en Malasia. Un baño con elefantes

Santuario de elefantes en Malasia

Santuario de elefantes en Malasia

Santuario de elefantes en Malasia


Todas las entradas del viaje a Malasia y Singapur en el enlace.


Yonaka Party Actualizado en: 9:00

3 comentarios:

  1. alaaaa... debió de ser una experiencia única, vaya pasada de viaje, un beso!

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja Te estoy viendo con ese bañador... jajaja Eso es lo que mola de los viajes, la improvisación! :) Suerte para la carrera de burros! :p

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, qué experiencia!! Menudos planes más increíbles te buscas!!

    ResponderEliminar