4 de mayo de 2012

Viaje a Egipto: Abu Simbel

La excursión

Aquel día nos levantamos a las 2 de la madrugada para coger un avión y llegar a Abu Simbel a las 5. Casi todas nuestras excursiones en Egipto requerían madrugar para evitar las horas más calurosas, pero en cada una de ellas valía la pena con creces el sacrificio, y más en ésta. Además, ver amanecer disfrutando de semejante maravilla sin gente es una delicia. A partir de las 10 el calor se hace muy pesado y aún más la aglomeración de turistas.

Mucha gente que viaja a Egipto no realiza esta excursión porque es un gasto extra, ya que su ubicación dista bastante de la ruta habitual de "crucero por el Nilo + El Cairo" que hacen normalmente las empresas turísticas. Yo recomiendo hacer la excursión y no perderse este espectáculo único, que debería ocupar un lugar entre las maravillas del mundo.

No tengo palabras para describir nuestra llegada a Abu Simbel, estábamos totalmente alucinados. Los dos templos son impresionantes y, como todo en Egipto, van acompañados de una apasionante historia que os contaré a continuación

Templos de Abu Simbel en Egipto


La historia

Ramsés II fue posiblemente el faraón más destacado: es su largo reinado de 66 años libró numerosas batallas y llevó a cabo construcciones muy importantes. Entre ellas destacan los templos de Abu Simbel: uno dedicado a los dioses Ra, Ptah, Amón y él mismo, como divinidad, el segundo dedicado a la diosa Hator y a su esposa preferida, Nefertari, también convertida en diosa.

La construcción de estos dos templos a orillas del Nilo fue importante por muchas cosas: 
- Por su majestuosidad, 
- Por ser uno de los mayores símbolos de amor del mundo, junto al Taj Mahal.
- Por representar a un faraón como a un dios (que es lo que Ramsés II realmente se consideraba a sí mismo). 

Y lo que lo hacía aún más especial era que en los días 22 de Febrero y 22 de Octubre de cada año (fechas del nacimiento y la coronación de Ramsés II) al amanecer, la luz penetraba en el interior del templo más grande, iluminando al fondo las estatuas de Ra, Amón y Ramsés, dejando en la penumbra al cuarto dios, Ptah, precisamente el dios de las tinieblas. 

Con el paso de los siglos se tuvieron que desplazar estos templos a causa de la construcción de la presa de Asuán, por lo que ahora este fenómeno se ha trasladado a los días 21. Pero me parece increíble cómo tuvieron que trabajar los arquitectos de la época para hacer cumplir con semejante precisión esta exigencia del faraón.

Templos de Abu Simbel en Egipto
Postal (en el interior prohíben hacer fotos) con los tres dioses iluminados y uno en la penumbra.


Templos de Abu Simbel en Egipto
Viaje a Egipto (2009)

Templos de Abu Simbel en Egipto

Templos de Abu Simbel en Egipto
Postales


Todas las entradas sobre el viaje a Egipto en el enlace.


Yonaka Party Actualizado en: 9:00

6 comentarios:

  1. debe de impresionar muchísimo, qué pasada de viaje! un besoo

    ResponderEliminar
  2. Que pasada!! el arte egipcio me parece unas de las cosas más increíbles sobre la tierra! vamos, que hace tantísimos años como podían hacer esas megaconstrucciones??? bueno sí...con muchos esclavos! pero vamos que me sigue pareciendo espectacular aunque no he tenido el placer de verlo en persona...que ya debe ser más impactante aún!

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla de sitio!!
    Un beso,
    MLu

    ResponderEliminar
  4. Que pasada lo de la luz!Es que sí que es increíble lo que tuvieron que trabajar

    ResponderEliminar
  5. Cristina, yo también estuve y fue de las visitas que más me gustaron, a mí me parece una visita obligada si vas a Egipto, coincido contigo totalmente.
    Un besazo!!

    www.leclusedecor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchas ganas de ir a Egipto pero al final siempre salen ganando otros destinos. Pero algún día iré eso seguro, y por supuesto visitaré Abu Simbel, impresionante!!

    www.bitxilore.com

    ResponderEliminar